25/8/16

Y te busqué

Y te busqué donde nadie osó buscarte, en los precipicios del alma, 
en las fosas interminables del miedo a no ser reconocida al encontrarte, 
en el fondo de los ojos de quienes pudieron mirarte, 
en las manos invisibles de gente que en tu vida pudo tocarte.
Y te busqué en cada palabra que pronunciaste, dibujando con los labios 
la forma que en el alma quedaron grabadas, 
en las letras plasmadas con esa clase de amor, tu amor, con el que siempre 
quedaban impregnadas.
Y te busqué en el abismo de mi mente, busqué cada pisada, cada rastro 
que me llevara a juntar todas las piezas que de ti me consolaban, 
en los caminos hechos y rehechos de lágrimas saladas y amargas 
con el rictus  de mis labios intentando sonreír y darme ánimo, 
en las leyendas urbanas que escuchaba y decían que si te dejaba volverías a mi 
después de comprobar que la distancia era muy amarga.
Y te busqué en los amaneceres de soles de invierno, tan pálidos y grises como la 
niebla que carcomía la esperanza que sobrevivía a la inanición del calor de tu cuerpo.
Y te busqué con la desesperación de quién vive en un desierto, sin el agua bendita 
oculta en tus labios y sin un mapa que me llevara a vos  antes de morir por dentro, resignada a ser lo mejor de mi sin el soporte de un amor intenso que te da el don 
de ser invencible y feliz aunque el mundo se desmorone sin remedio.



Imagen sacada de google

23/8/16

La ternura, mi rompehielos.

¿Has sentido alguna vez el calor de la ternura destruyendo los miedos, 
el dolor y la falta de calor que tanto daño te hacían?
Disfruto de ese rompehielos que arrasa con todo aquello que ensombrecía mis días, 
solo hacía falta que aceptara que te tendré como a una brisa cálida y constante, 
despeinando mi alma, volando mis notas seguras de vida, 
limpiando de humos mis ojos nublados en días de lluvia y deseos callados.
Escucho a lo lejos palabras que anhelo escuchar sin orden ni concierto,
las voy encadenando a mi oído y guardando en el compartimento de los recuerdos,
Veo a quién quiero ocupando mis pupilas por entero
despejando las calles de una soledad distinta que resquebraja los minutos eternos.
Mi piel ya no desespera intentando atrapar una caricia que no llega,
se nutre de miradas que se amoldan y fluyen por todo mi cuerpo.
¿Has sentido alguna vez la ternura destruyendo la seguridad de ese lado oscuro 
que sin querer construyes para toda clase de miedos ?


22/8/16

Tengo

Nunca pensé que no tenerte sería peor , 
pensé que podría hacer como que no existías,
o mejor aún, 
que aceptaba que te debías totalmente a otra vida. 
Pensé que todo cambiaría 
y lo logré, 
tengo un dolor enquistado, sutil, cambiante, 
tengo una obsesión por ver tu cara que no puedo olvidarla, 
tengo sueños recurrentes e insomnios frustrantes, 
compulsión por ocupar mi tiempo para no pensar en nada, 
tengo acumulación de una frase que me digo cada vez que te recuerdo 
"te amo ,pero no es importante", 
lo que no evita que llore para desahogarme de vez en cuando.  
Tengo de todo menos a vos y al olvido 
que creí poder sacar de alguna chistera de mago.
Tengo lo que yo misma me he  regalado. 
Y no sé dejar de hacer esto de escribirte, 
te aseguro que lo intento,
y un día de estos  dejaré de hacerlo;  pero aún no sé cuando.   


Imagen Art David Laity

En otro planeta

Mi dulce amor, 
mi insomnio sin sentido, 
mi preocupación sin olvido,
mi deseo escondido, 
mi amor distinto , 
mis ganas de poseerte en todos los sentidos, 
mis ganas de ser poseída sin restricciones, 
mi necesidad de ayudarte hasta en lo que no puedo.
Mi nula capacidad de entender que estás muy lejos, 
en otro continente de un planeta al que no pertenezco.



17/8/16

Es así

Hoy quiero hablar de alguien que me traiciona desde siempre, le he amado, 
le he odiado, lo he ignorado, le he echado en cara sus apuñalamientos por la 
espalda, me ha contradicho tantas veces en público que ya ni recuerdo cuantas. 
Cuando yo decía no, él por supuesto decía sí señalando mi rubor, si me enojaba 
me hacía reír, si me enfrentaba a los miedos con la palidez del rostro desmentía 
mi valentía, si me emocionaba y como siempre lo ocultaba, el simplemente 
señalaba mis ojos con grandes lágrimas y una voz estrangulada, cuando extrañaba 
o me sentía acorralada, dolor de estómago para evidenciar mi poca fortaleza que 
debería ser la de un bastión de mil guerras , cuando quería decir te amo, bueno 
en eso no me cercenó la libertad y lo he podido decir de mil formas diferentes sin 
que encontrase ni una reprobable aún.
Aún seguirá desmintiendo o complaciendo mis deseos, aún seguiré amándole, 
odiándole e ignorándole, yo diré con la lengua y él con los ojos dirá: no es cierto, 
pelearé por ser dueña de los sentimientos y el me arrebatará la potestad porque simplemente el corazón le pertenece, y así seguirá diciendo todo lo que yo no quiero 
y que tal vez necesito gritarlo al viento.
Ha habido tiempos en que no lo quería, otros en que me dio las más grandes alegrías 
y otras en que prefiero no verlo, pero no puedo dejarlo ni por un momento 
a mi querido cuerpo.



7/8/16

Pinceladas de mi pueblo

Hay miles de golondrinas, ocupan todo el cielo y calles del pueblo, no paran, 
vuelan incansablemente y  yo camino mirándolas en su baile sin sentido. 
Hay cigüeñas planeando, suelen llevar  palos en el pico para sus inmensos nidos. 
Y me digo que tendría que sacarle fotos a tanta belleza y mostrarte lo que 
estoy viendo. 
Es relajante ver la naturalidad de la convivencia, casi te rozan al volar y no 
les importa, no tienen miedo.
Han nacido una florecillas silvestres muy pequeñas y coloridas, son del tamaño 
de un botón de camisa , cada vez que las veo asomando entre la maleza quisiera 
tenerte aquí y mostrarte como la belleza cabe en algo tan pequeño. 
Las amapolas rojas y algunas blancas se mecen suavemente como si fuesen de aire, 
sin contar con las margaritas, los cardos y las lavandas y una flor de cuatro pétalos 
de color lila, aún no sé cómo se llama pero es bellísima y dan colorido a la 
majestuosidad del paisaje. 
Todo quisiera que lo vieses  y que sientas la serenidad que te da el silencio del 
campo mientras tus ojos se llenan de color entre tantos verdes nuevos y vibrantes.
Luego me pongo los auriculares y escuchando canciones sin esperanza sigo caminando,
pensando en vos y en que otra vez olvidé la cámara.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ----fin addthis----