23/1/15

Y desperté .

¿Qué ha pasado? 
Me desperté en un lugar extraño.
Miro mi cuerpo sin entender nada, es como una pasa, sin fuerzas, tan desgastado como la ropa que heredaba de niño de algún primo mayor.
Intento recordar que ha pasado, solo recuerdo mis 20 años,luego todo es una oscura noche,un abismo sin fin.
Hay mucha gente a mi alrededor, todos me miran , cuchichean, sé que hablan de mí pero no sé porqué.
El lugar donde abrí los ojos y empecé a tener conciencia de los ruidos, de esa luz tenue que me permitía adecuar mis ojos sin lastimarlos, no es este.
Aquí estoy como en un escaparate, todas las paredes son de cristal y hay monitores que muestran gráficas y algunos emiten pitidos muy molestos, pero hay una música tranquilizadora muy suave , la escucho con atención,hace tanto que no oía algo tan bonito, solo recuerdo el silencio profundo.

No puedo hablar, estoy muy débil y me cuesta articular las palabras.

Quiero saber porqué me veo viejo, porqué me cuidan como si fuera muy frágil, ¿porqué no me hablan?
Me sonríen como a los idiotas, solo estoy débil, no estúpido.

Hoy una mujer ha venido a verme, es vieja pero tiene algo conocido, sus ojos , su sonrisa , su voz...

Intento recordar donde , de donde...

Y se hace la luz, es mi hermana pequeña, pero ¿pequeña? está vieja, como nuestra abuela. 

Ha venido a contarme que ha pasado, me pregunta si quiero saber, si me encuentro con fuerzas.
¡Claro que quiero!pero como aún me cuesta hablar inclino la cabeza asintiendo.
Se acerca, me acaricia con ternura infinita, me toma la mano con mucho cuidado.
Y me cuenta:
-cuando tenías 20 años, volvíamos de una fiesta, tu como siempre no bebías porque eras el responsable de conducir y llevarnos a casa.En el coche íbamos Pablo y Juan, nuestros primos y tu y yo.
Nosotros habíamos bebido pero no mucho , cantábamos y planeábamos que hacer el fin de semana siguiente, todos queríamos ir a la playa y terminar así las vacaciones. 
De repente todo fue un caos, nuestro coche empezó a dar vueltas y vueltas, otro automóvil nos había embestido a 120 km/h. 
El conductor era un chico borracho,que murió en el acto. 
Yo no perdí el conocimiento pero estábamos atrapados en un amasijo de hierros retorcidos y desgarrados.
Intenté pedir ayuda, pero no podía, mis brazos estaban quebrados,intenté gritar,pero casi no me salía la voz, me estaba invadiendo el pánico,intenté hablarles, saber si estaban bien.
Entonces oí a alguien que nos preguntaba si estábamos bien, que ya había pedido ayuda, que aguantáramos. 
Buscó en derredor por si teníamos un móvil, el mío había caído de mi bolsillo y lo tomó.
No sé si el llamaría a nuestros padres o la policía.
Pero nuestros padres y los de nuestros primos aparecieron en el lugar del accidente y nos pedían que nos quedásemos  tranquilos , que ellos estaban  ahí.
Nuestros primos y tu estaban inconscientes, como llevábamos el cinturón de seguridad puesto no salimos despedidos en las volteretas, pero Juan y tú que estaban en el lado que fue embestido, estaban peor, Juan murió dos días después. Pablo y yo nos salvamos, teníamos muchos traumatismos que fueron sanando entre operaciones y rehabilitación.
Tú quedaste inconsciente , en un coma profundo , eso fue lo que nos informaron los médicos, había que esperar.
Pasó el tiempo, sanaste tu cuerpo que tenía tantos traumas como los nuestros, pero no despertabas.
Papá y mamá, hasta el día que murieron te visitaron, nunca perdieron la esperanza.Yo tampoco te dejaría mientras viviera, siempre que veníamos te contábamos como iba nuestra vida.
Yo me casé con un hombre maravilloso, tengo dos hijos y cuatro nietos.Ellos me acompañaron muchas veces, aunque siempre les he hablado tanto de su tío que eres parte de sus vidas.
Hace tres días me llamaron y me dijeron que habías despertado.Yo quería venir en ese momento, pero no me dejaron hasta comprobar que te sentías bien.

Mis ojos estaban fijos en ella y podía sentir como las lágrimas se escurrían por mis mejillas.


-¿Cuánto tiempo?-No hacía falta decir más.

-49 años.

Quedé estupefacto, paralizado, hipnotizado mi mente no paraba de pensar y me di cuenta de que ... la vida me había pasado por encima, que ya no podría hacer ... tantas cosas y lloré, lloré sin consuelo, me sentí perdido en un cuerpo viejo y solo quería a alguien que me dijera que hacer en ese pedacito de vida que me quedaba por vivir.



Nosotros.

Me desnudas sin verme,
me llenas de miedos
me acaricias con el viento
difícil es vivirte
desde tan lejos.
Intento creer que puedo
llenar tus ojos de vida
y tu cuerpo de deseos.
Horas sin saber de vos
me angustian sin más,
no intentes decirme
que nada pasa, ni pasará.
Es imposible creer
que pueda quererte un poco más
y sin embargo
todos los días creces
y creces, no quieres parar.
Y aumentan mis miedos
las ganas de verte
mi necesidad de que seas feliz.
No quiero que sientas
la ausencia que yo siento de ti.
Con tus palabras
me desnudas 
de miedos y ausencias,
de ganas de verte.
Ya me he concienciado
ya me he adiestrado
ya me obligué a aceptar
que tu y yo 
nunca seremos el nosotros 
que mi alma quiere.
Seremos "nosotros"
mirando nuestros mundos
vigilando por si algún día
necesitamos al otro.


19/1/15

Elegir un camino.

TE ROBO UNA FRASE VII
La frase es la siguiente:
 Nadie respondió. El viento suspiraba entre los árboles, haciéndoles emitir susurros misteriosos. A la sombra oscilante de los olmos que se alzaban del otro lado del muro podía ver la lápida de Hubert Marsten. —De Stephen King, sacada de la novela: El misterio de Salem’s Lot. 


El viento sibilante , las nubes tapando a medias la hermosa luna que iluminaba de tal forma el pueblo que se podía apreciar la soledad de las calles, una que otra luz encedida en las casas mas alejadas. 
Desde la muralla contigua al cementerio,donde yo estaba,podía apreciar la cobardía de un pueblo que no quiso ayudar a uno de los suyos cuando más les necesitaba.
Fueron meticulosos al decidir encontrar un motivo para no estar en el lugar de aquella fatalidad.Todos sabían de la vendetta que le habían jurado aquellos indeseables cuando robaron la casa de los ricachones del pueblo.
El vio y denunció, cumplió con el protocolo de reconocer a cada uno de ellos. La noche del robo era como esta, clara y luminosa, ideal para ver sin querer. 
Lo que hizo después fue por voluntad, por ser buena persona porque en aquella casa nadie vivía en esa época, a nadie hubiesen lastimado al entrar por la fuerza.
Y tuvo que ser él, precisamente, el único que se animaba a mediar en una pelea, a calmar los ánimos en el bar de siempre , a sacarle hierro a las situaciones comprometidas y hacer que el otro entendiese la posición del de enfrente.

Estoy clavado en este lugar mirando hipnotizado la paz que se respira o que yo creo que hay. Hoy le enterraron, nadie apareció por el cementerio, no sé si por vergüenza o por miedo a que los delincuentes le asociasen con el muerto.

Ya no importa, el cura venido de otro pueblo habló con admiración y respeto de unos valores morales que hoy si se puede se entierran y conste que no hablamos de religiones, ni de educación en buenas escuelas, solo de la ética que todo ser humano trae dentro. No sabía si era religioso, pero por las dudas pedimos la bendición al cura. Allí estábamos el cura, el enterrador y yo. Tres personas de todo un pueblo y dos ni siquiera eramos de allí, vine por orden de los de arriba a investigar por tratarse de un caso que involucraba en cierta medida a la familia dueña de la casa robada y que se sentía en deuda con aquel que dio la cara en esta época de cobardía extrema. 

Cabe decir que no siempre la cobardía es la razón de no ayudar, a veces solo es cuestión de supervivencia o de prudencia, tampoco hay que ser un suicida en cuestiones de dar auxilio en situaciones extremas, pero hay otras muchas que claman al cielo, como hacer oídos sordos a la violencia familiar que nadie parece conocer hasta que ven salir en una bolsa negra al o la pobre que tal parece era muy buena.

Mi cabeza piensa y piensa  cómo un pueblo entero pudo encerrarse en sus casas y dejar que tres hombres hicieran de su vecino un saco de boxeo, yo vi su cuerpo deformado como si cien elefantes lo hubiesen pisoteado hasta licuarle los huesos, era inhumano lo que le hicieron. 
Nadie salió a defenderlo, nadie llamó a la policía , nadie le conocía, aunque estoy seguro que miraban detrás de las cortinas.

He decidido que encontraré a los asesinos, ya no porque merezcan que se pudran sus huesos en una celda, solo para que la muerte de una persona no haya sido un desperdicio achacado a la mala suerte. 

Estaba abrumado por el silencio y sin pensarlo grité al pueblo
-¿Por qué? ¿Por qué?
Nadie respondió. El viento suspiraba entre los árboles, haciéndoles emitir susurros misteriosos. A la sombra oscilante de los olmos que se alzaban del otro lado del muro podía ver la lápida de Hubert Marsten.
que al morir dejó en 317 habitantes la población de aquel patético pueblo. 

14/1/15

Promesas.

TERRITORIO DE ESCRITORES-
 https://www.facebook.com/groups/1575420699345748/
Reto: SIGUE LA FRASE… 

Me encontré entonces, 
en medio de aquel océano
de suaves y dulces promesas,
lamían mis heridas abiertas
que desangraban ilusiones y sueños
todos los días.
Pídeme , decía,
yo te daré mi vida
y a fuerza de besos y caricias
tu alma sanará de prisa.
Aférrate a cada palabra 
porque están hechas de amor
para acompañarte
hasta que llegues a mí, mi vida.
Ya son muchos años 
has esperado con paciencia 
el final de tu vida
para encontrarlo en el otro lado
y allí, 
allí todas las promesas susurradas 
una a una serán cumplidas.



13/1/15

Mi primer día.

TERRITORIO DE ESCRITORES-https://www.facebook.com/groups/1575420699345748/

Reto: SIGUE LA FRASE 


Me encontré entonces, en medio de aquel océano de cartas esparcidas, me había metido en un lío, era mi primer día de trabajo y ya hice gala de mi ineptitud para tratar las cosas con delicadeza.
No era un elefante en una cacharrería, era yo en la distribución de cartas de un pueblo.
Llevo dos horas sentado leyendo y clasificando sobres.
¿Les he contado que mi vista no es tan buena? 
Según el oculista es la edad y como no uso gafas, tengo un método para leer: Tomo el sobre, estiro el brazo y  justo a esa distancia leo.
Tengo más cansado el brazo que la vista.
Primer día de trabajo y ha sido el más complicado en mucho tiempo, pero al final ha quedado todo perfecto. 
Alguien ha venido, salgo y le saludo con mucha cortesía y respeto (algo  fundamental que nos enseñan para ser carteros, va con un curso de cómo evitar chuchos y otras fieras)

Tiene que enviar un paquete, después de consultar los precios, de repetirle cuanto le cuesta, de ayudarle a encontrar la dirección de entrega, de volver a repetirle que en el correo nada se pierde, me pide un bolígrafo para escribir los datos en el sobre, mientras  me pregunta de nuevo cuanto le sale y si llegará, en cuantos días, que si estoy seguro, que no quiere perder la carta, que no le mienta.
Mi sonrisa sigue intacta, aunque ya es algo forzada, termina la tortura y se despide el hombre hasta otro día.
Entra otro cliente y como si de un calco fuera vuelve a repetirse la escena.
Tengo calambres en la mandíbula. Y de tanto repetir las respuestas me adelanto a las preguntas y eso ha hecho que alguien diga y repita por el pueblo que el nuevo cartero tiene problemas… serios.

11/1/15

Una guerrera, mi amiga.

¿Cuánto dolor puede albergar una persona?
Al mirarla su cara ha sufrido un cambio tan evidente, está delgada, surcos profundos le cruzan la frente su risa es sonora pero sus ojos lloran,sin modificar su forma de ser, destila dulzura y se guarda como siempre el dolor que su cuerpo expresa de forma aterradora.

Es alentador todo lo que te cuenta, más cuando las lágrimas sus párpados sueltan me cuenta la historia , evitando dramatizar, porque ella a todo le quita hierro, no lo puede evitar.
Tiene un nuevo amor y eso hace que sonría pero no quiere que el cargue con los problemas de su vida, siempre fue una guerrera sin escudero ni compañía no tuvo la suerte de tener en quien apoyarse en esta vida, abandonada de niña por padres que de lejos le decían que la querían y abandonada de grande por quien juró amarla para toda la vida.

Es mi amiga, la que siempre cuenta cosas divertidas, con la que cuento aunque nos veamos poco, la culpa es mía. Siempre he admirado su fortaleza, pero ha resistido tanto que su cuerpo muestra la lucha que es su vida, pero cuenta con cinco grandes y hermosas alegrías, cinco soles que nunca la abandonarán mientras viva.



9/1/15

Si algún día podemos

Si algún día podemos
seremos un todo sin tiempo
los minutos serán años
las horas serán eternas.

Si algún día podemos
quebraremos el espacio tiempo
pegaremos la vida
y unidos estaremos.


Si algún día podemos
juntaré todas mis lágrimas
y lavaré el dolor
de nuestras almas heridas.


Si algún día podemos
me apegaré a la norma 

de memorizar nuestros cuerpos
serán el mapa que recorreremos
como si buscásemos agua en el desierto.


Si algún día podemos
te besaré cada mañana
y tendré tus abrazos
cuando me plazca.


Si algún día podemos
susurraré mil te quieros
y sentiré tus manos
acariciando mi espalda.


Si algún día podemos
olvidaré este tiempo
recuperaré todos esos sueños
donde eras mío todo el tiempo
                                           aunque solo sea un día... 

                                                                              nuestro día será eterno.


6/1/15

Hoy no puedo.


Hoy me he levantado con esas ganas de llorar que a veces me asaltan sin ningún fundamento, muda y ensimismada porque solo quiero tener unos brazos que me envuelvan y sentir que nada pasa en este mundo que esos brazos fuertes no puedan resolver. 
Pero hoy me toca estar sola, ya tendré esos brazos que me sostendrán como siempre, 
como nunca , pues jamás me dejan caer, aunque yo no hable, aunque llore, aunque diga incoherencias, aunque olvide , olvide esas pequeñas cosas que le dicen que le quiero. Necesito tanto ser pequeña, olvidar 5 minutos al día que he crecido, que aunque tenga arrugas y canas aún necesito hablar tonterías, reírme a carcajadas, correr y lastimarme las rodillas , sentir el frío en mi cara y no pensar que puedo enfermarme, tirarme en un sofá a ver una película de disney y disfrutar la inocencia como hace mil siglos.
No quiero pensar en limpieza , en horarios ni en ropa que se necesita,no quiero cocinar ni hacer esos trámites necesarios antes de que termine el día.
Hoy lloraré a escondidas y luego me preguntarán por mis ojos hinchados y tendrán mi respuesta favorita:

-Solo es el comienzo de un resfrío.
Soy consciente de todos mis defectos, de mis ausencias , esas que te molestan porque estoy en casa pero mi mente se pierde como el tiempo que no tengo en cuenta. Sin los chicos podría olvidarme hasta de comer, de caminar , de salir. Mientras más lo pienso sé que tu mérito es enorme por quererme así.
Mañana pasará, prometo que pasará y te recibiré como siempre, suavizando todo lo que yo puedo arreglar, tú siempre lo haces por mí, aunque sabes descifrarme porque me paraliza el miedo y tu tan amable me empujas a enfrentarlo quedándote cerca por si no puedo.


Pero hoy no, hoy no puedo.
Hoy solo necesito unos brazos que me contengan y que me digan que al abrir los ojos todo estará resuelto.




3/1/15

Empieza la mañana.

Empieza la mañana 
sola en tan grande tálamo,
mis ojos se cierran 
para no dejar escapar tu aliento
que en mis sueños 
dejaste al decirme un te quiero.
Ocupo mi espacio 
esperando tu regreso, 
discuto conmigo 
lo imposible de ello, 
termino pactando 
que seas parte de mis pensamientos. 
Descubro que recuerdo 
detalles pequeños 
aparecen sin sentido 
con ganas de nacer 
para dártelos 
en cuanto te vea. 
Lecho inmenso 
como mis sueños 
lugar de imposibles 
de ilusiones sin fundamento. 
En él no hay otro cuerpo sediento 
las manos se mueven 
al compás de las hojas del libro que leo. 
La boca descansa 
no habla ni besa 
no tiene a quien acariciar 
con la suavidad de los labios 
o con palabras dulces y ciertas. 
La soledad acompaña 
y el cuerpo se acostumbra 
a no tener huellas de manos ajenas. 
Los pensamientos
se aplastan con historias escritas 
hasta que los ojos se cierran. 
Y así pasan las noches 
hasta que llegan los amaneceres 
soñando dormida 
y recordando 
los sueños despierta. 

                       



2/1/15

¡Sorpresa!

TERRITORIO DE ESCRITORES - https://www.facebook.com/groups/1575420699345748/ 
RETO: JUEGO DE LA IMAGEN
Reto: QUÉ PASÓ EN LA PUERTA Nº 13

Fui abriendo a  lo largo de mi vida las puertas que creí buenas o necesarias, me fui ajustando a lo que encontraba, disfruté de todo lo que me daban, entregué lo que me pedían y gocé todo lo que me regalaban.

Aparecían como una oportunidad o una opción en diferentes etapas de mi vida. Cuando apareció la nº 13 ya no quería nada, tenía cuanto necesitaba o deseaba. Pero a diferencia de otras veces, tenía curiosidad, ya no era necesidad, inconformidad o deseos de cambios.
Tenía esa atracción de las cosas misteriosas que a simple vista te encantan. 
Era tan divertida la idea de llegar a esa puerta que no conocía y que al mirarla 
me enamoraba, por esa fuerza que despide, la vida que se aprecia larga y fructífera.
Seguro en su interior  albergaba historias que solo al cruzarla podría conocer y vivir  inmersa en esa atmósfera que me llamaba.
La toqué suavemente, se entreabrió sin quejidos de goznes oxidados, me dejo ver lo que siempre mostraba. 
Y miré por segunda vez . Y encontré esos detalles que escondía disimulados, las pequeñas grietas que cuentan la historia detrás de la historia y que a mí me iban conquistando. Cada detalle que han  ido tejiendo una vida única detrás de esta puerta grande, firme y hermosa.

No sé lo que pasó, pero desde aquel día  supe que sería imposible salir de allí 
sin sentir que perdía mucho de lo que no pedí y que ni siquiera sabía que necesitaba para vivir.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ----fin addthis----