21/12/15

El cuarto blanco.

Los días pasaban demasiado de prisa y no había ninguna duda , él se había olvidado 
otra vez que la navidad no se posterga ni se anula.
Que la ilusión por verle llegar y esperarlo tras la puerta con besos preparados para 
toda una vida aún sin navidad, se acumulaban y no tenía donde guardar semejante cantidad.
Le esperaba como los primeros años de casada y él nunca la decepcionó.
Entonces eligió olvidar su partida a soportar el dolor de no verle llegar a casa 
una vez más.
Para todos es un cuarto blanco, para ella el más hermoso salón.


 CIRCULO DE ESCRITORES           CONCURSO DE  MICRORELATOS NAVIDEÑOS II 





9 comentarios:

  1. Cuando no se acepta la perdida siempre estamos a la espera de que algo suceda. Pero la realidad es la única que nos sorprende con su crudeza. bonito y triste relato.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Emotivo relato de vidas cotidianas.
    Muy bueno.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Muy bonito relato y muy emotivo
    Felices Fiestas Amelia. Besos

    ResponderEliminar
  4. Es triste pero precioso al mismo tiempo. Me ha encantado la frase final. ;)
    Un abrazo, guapa. =)

    ResponderEliminar
  5. Un relato triste que marca una perdida. Me encantó el final

    ResponderEliminar
  6. Triste relato, Amelia. Y muy emotivo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. La crudeza de los finales, es triste Amelia pero hermoso al mismo tiempo.
    Un abrazo, :)

    ResponderEliminar
  8. Sensacional micro de prosa poética, cautivadora sensación de esperanza y olvido. Envolvente desenlace. Un trazo admirable, Amelia. ¡Felices fiestas, feliz, vida! ¡Abrazo, compañera! ;)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ----fin addthis----