26/9/15

Duele

Me duele, donde duele la ausencia, 
donde las caricias que faltan te arañan la piel 
donde los besos que anhelo se posan resecos 
marcando con hielo 
los huecos sanos que hay en mi ser.
Duele, donde las palabras se amontonan en silencio 
para gritar desaforadamente improperios, sonidos melosos,
amarguras , gemidos apasionados, hipos lastimeros, 
melodiosas palabras de amor y ternuras totalmente mudas al nacer.
Duele, donde los sueños se divierten construyendo castillos de vidas perfectas donde solo son necesarios dos elementos.
Duele, donde la mirada se extiende buscando algo que la ilumine,
no importa que sea la cama o la vista de un amanecer 
en la ciudad más decadente, si te encontraras allí todo se vería diferente.
Duele, donde los pies al salir de la cama no encuentran el rumbo para decir 
buenos días y solo tener que decidir si nos amamos ahora 
o dentro de 5 minutos eternos.
Duele, duele sentirse nada , la partícula olvidable de la ecuación de tu vida.
Duele, tener noticias alegres o amargas y no tener los brazos que te conforten 

o se alegren con vos sinceramente.
Duele, duelen los minutos que se emplean en ser insensible 

y los que son para olvidar , los que se empeñan en esperar, 
los que creen en que en algún momento te acordarás, 
los que se saturan de lectura para no soñar , 
los que se recrean en pensarte y amarte sin tener en cuenta 
que el día y la noche no pueden girar en torno a vos.
Duele, que el tiempo si se trata de vos camine tan despacio 

que termina siendo el mas refinado torturador.
Duele, duele el silencio amenazante del olvido mas elocuente y aterrador.
Duele, donde la razón se esfuerza en aplacar con lógica todo ese dolor,
duele que te enseñe la realidad con brutal satisfacción,
duele tener que bajar la cabeza y asentir sin réplica a su contundente explicación,
duele ser consciente y no poder aplastar el alma y el corazón porque son más fuertes que una triste mente 
que no entiende nada del amor.



2 comentarios:

  1. Duele, cuando falta aquél o aquélla que han centrado nuestra vida, dándole un sentido, cuando falta ese quien a quien amamos, duele. Y este poema, a medida que lo he ido leyendo, en cada una de sus alusiones y referencias me ha llevado a ese dolor que también yo, otros, experimenté, sufrí y experimentaron y sufrieron otros. De modo que tu poema es un gran poema, un poema hecho alma, hecho cuentas. Un enorme poema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amílcar solo puedo darte las gracias por esas palabras hermosas que me dices. Muchas gracias.Abrazos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ----fin addthis----