11/1/15

Una guerrera, mi amiga.

¿Cuánto dolor puede albergar una persona?
Al mirarla su cara ha sufrido un cambio tan evidente, está delgada, surcos profundos le cruzan la frente su risa es sonora pero sus ojos lloran,sin modificar su forma de ser, destila dulzura y se guarda como siempre el dolor que su cuerpo expresa de forma aterradora.

Es alentador todo lo que te cuenta, más cuando las lágrimas sus párpados sueltan me cuenta la historia , evitando dramatizar, porque ella a todo le quita hierro, no lo puede evitar.
Tiene un nuevo amor y eso hace que sonría pero no quiere que el cargue con los problemas de su vida, siempre fue una guerrera sin escudero ni compañía no tuvo la suerte de tener en quien apoyarse en esta vida, abandonada de niña por padres que de lejos le decían que la querían y abandonada de grande por quien juró amarla para toda la vida.

Es mi amiga, la que siempre cuenta cosas divertidas, con la que cuento aunque nos veamos poco, la culpa es mía. Siempre he admirado su fortaleza, pero ha resistido tanto que su cuerpo muestra la lucha que es su vida, pero cuenta con cinco grandes y hermosas alegrías, cinco soles que nunca la abandonarán mientras viva.



14 comentarios:

  1. dicen que el llanto desahoga al alma.pero es mentira se ahoga uno mismo por pena se oculta y se refugia dentro de una concha,duele aparentar estar bien pero sabes bien que te mientes ahí mismo y alos demás.que sientes cuando callas ,lo mismo siente la gente que te puede alludar.no sabes lo bien que se siente cuando ,descargas todas tus frustraciones con alguien aún que sea un desconocido .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda el solo contar lo que te sucede ya te deja ver las cosas desde otra perspectiva.Saludos Marcos Nez.

      Eliminar
  2. Hola Amelia, que bueno que tu amiga guerrera tenga el apoyo de sus cinco soles y que cuente con el apoyo de tu amistad. Emotivo relato.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunas mujeres merecen que se les aplauda y se les quiera por lo que hacen y nos dan ejemplo de vida. Abrazos Alejandra.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. muchas gracias Isidro Cristóbal Del Olmo.

      Eliminar
  4. Me recordó a una guerrera cercana...es bueno darles voz. Un gusto pasar a leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que todos conocemos alguna y admiramos. Un abrazo.

      Eliminar
  5. He disfrutado leyendo esto y algunas partes de ella reflejar mi propio vida a uno vez. Muchas gracias por compartir Amilia R

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te gustase.AbrazosCindy Groulx.

      Eliminar
  6. La vida siempre nos deja huella visible, más cuanto más dura es con nosotros. Son heridas de guerra de las que no hay que avergonzarse, al contrario, son motivo de orgullo porque hablan de nuestro talante luchador y nuestra capacidad de volver a levantarnos siempre.

    Siento que tu amiga haya tenido una vida difícil, pero está claro que no ha podido con ella. Me alegro de que cuente contigo y con sus cinco soles. Seguramente son su motor.

    Hermoso relato dedicado :)

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son personas dignas de admiración y que nos evitan quejarnos en demasía de lo que a nosotros nos pasa. Un abrazo Julia C.

      Eliminar
  7. El sufrimiento nos permite poner en práctica nuestra fortaleza..., de ahí es donde nace nuestro guerrero interior!! Gran relato amiga Amelia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón. Saludos Carlos Suárez.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ----fin addthis----