10/10/14

El eslabón perdido. (4to Concurso: "ARMA UNA HISTORIA BASADA EN UNA IMAGEN")



Estoy en un escaparate donde me observan día y noche.
Están intrigados porque no envejezco, no crean que tengo algún problema  de seres imaginarios como un vampiro o que sufro de licantropía.
Ellos ya lo han comprobado.
Para hacerlo fueron crueles , solo les importó saber el porqué . Monitorean cada uno de mis órganos y han llegado a poner especial cuidado en mi corazón. Con él no se limitaron a mirarlo desde fuera, le acoplaron un aparato que indica la salud, el movimiento del músculo , su rendimiento ante fatigas y estress por mil motivos, experimentan conmigo como si yo no tuviese sentimientos.
Comenzaron a fijarse en mí cuando observaron que nunca enfermaba, que mis años para pasar de etapas en la vida se cuadruplicaban.

Mis padres al darse cuenta que durante tres años yo seguía siendo un bebé de pañales, empezaron a esconderme y protegerme, así es que cada unos pocos años comenzaron a a cambiar de pueblo para evitar que alguien reparara en mi singular crecimiento, hasta que llegué a la adolescencia y les perdí , aunque ya para el mundo yo era su nieto al que criaban, eran muy viejos y siempre me demostraron de mil formas que yo era su hijo amado sin importar mi diferencia .
Hoy mientras me someten a la tortura de mi libertad cercenada y de estudios sin final, su recuerdo me sigue protegiendo del odio irracional, de bajar los brazos y dejar de soñar con el día que vuelva a ser libre, no importa para qué, solo ser libre y volver a decidir si hoy me visto de negro, de colores, si como un huevo frito o me tiro en el sofá.

A mis padres les debo haber tenido años de tranquilidad, hasta que me enamoré y descuidé esa parte esencial de pasar desapercibido, mi mujer conocía mi secreto, la amaba más allá de la apariencia de ambos ,pues los años pasaban para ella muy rápido y para mi tan lentos.
Pero lo que más terror me daba era saber que llegaría el día que la perdería , porque la vejez la envolvía sin miramientos.
Como les decía, soy un bicho raro a estudiar, creo que no me diseccionan porque aún no han encontrado la forma de hacerlo sin que muera y eso les quitaría el placer de seguir torturándome en nombre de la ciencia.
El caso es que como ellos hablan delante de mi como si yo fuese sordo, mudo y tonto y hasta creo que a veces creen que soy invisible porque poco les importa que yo me quede con la ansiedad de saber que efectos me harán tal o cual cosa que me inyectan o las interminables horas de dolor que tengo con algunos procedimientos.

Han pasado muchos veranos  y muchos médicos especialistas en todo campo que pudiese explicar mi “problema” , la ciencia ha avanzado y con ello han descubierto por fin que soy como el eslabón perdido, el paso a la siguiente fase de la evolución y se sienten privilegiados de asistir a semejante acontecimiento que no volverá a producirse en millones de años. ( por supuesto que olvidan todo aquello que me hicieron).
Por fin me dejan libre y desean que me multiplique para seguir con el curso de la naturaleza, esa que ellos quisieron por muchos años emular para descifrar la forma de vivir eternamente o por lo menos unas vidas mas largas sin importarles a quien torturaban con sus experimentos.
Pero la triste realidad es que después de muchos años, he comprobado que todo aquello tuvo una consecuencia  y moriré sin  descendencia, la esterilidad que me provocaron ya no me importa, creo que he asumido todo cuanto he vivido, pero transmitir mis genes y saber que ellos estarían pendientes de mi prole para ser  estudiados como yo, es algo que pesaría en mi conciencia.Puede que nunca confíe en que ellos se olvidaran de mí, estoy seguro que me siguen observando.
Tengo muchos años, he vivido una vida feliz y al final de mis días no sé si agradecer o maldecir mi suerte, pero para bien o mal, "soy el eslabón perdido"  que algunos destruyeron en su afán de mejorar la humanidad.

25 comentarios:

  1. Es buenísimo Menchy. Meca!!! Vaya final sorprendente. Mira que yo me iba más por robot pero me has dejado helada. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno Amelia, un ser con una rareza ansiada por el resto de la humanidad, Me gustó, abrazos y feliz viernes :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alejandra, pero dudaba porque como sabes no es lo que escribo normalmente.Un abrazo.

      Eliminar
  3. Muy bueno Amelia. ¡Felicidades y suerte!. feliz fin de semana. Un abrazote :)

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. Gracias, no sé escribir relatos pero de a poco me voy animando.Saludos.

      Eliminar
  5. Interesante blog, soy tu seguidora desde hoy, felicitaciones por el premio otorgado por Alfamega marin, yo tambien fui premiada y por ello he conocido tu blog lo que me alegra. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu deferencia, ahora me pasaré por el tuyo, los premios son buenos para conocer otros blogs interesantes.Encantada Angela Anzani

      Eliminar
  6. Adelante Amelia, yo estaba indecisa hasta hoy, hay que probar a escribir de todo, es como en el resto de las facetas, si no nunca sabremos que se nos da mejor.
    Suerte y Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, así vamos discriminando lo que se nos dé peor.Saludos Marijose.

      Eliminar
  7. Muy bueno, Amelia, la doble moral de la ciencia en acción sobre un ser diferente y que soportó la crueldad en nombre del avance. Excelente. Te felicito. Suerte!

    ResponderEliminar
  8. El sueño de todos convertido en pesadilla.
    Muy bueno Amelia, un gusto leerte.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Ahora leyéndolo con las últimas líneas, me he acordado de un personaje entrañable: Bean Delphiki, el personaje de una saga que disfruté mucho, manipulado genéricamente con la clave de Anton, no quería tener prole para no transmitirles su mal, me encantó Amelia, abrazos.

    ResponderEliminar
  10. Me ha gustado mucho tu relato, la envidia es un mal conjenito
    de todos los tiempos, mas si algo es diferente y mejor.
    Suerte para el concurso.

    ResponderEliminar
  11. Muy interesante relato Amelia. La ciencia puede ser de gran luz pero desafortunadamente también de oscuridad a falta de sensibilidad. Éxitos!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En todos la ética hace falta y la moral , pero somos humanos, que se le va hacer.Un abrazo Mary.

      Eliminar
  12. Ohhhh!!! Torna a triste pero es brutal. Por algún lado saldrían las consecuencias de tanta experimentación. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, además es como un castigo no consiguen lo que tanto ansiaban.Un abrazo Ana.

      Eliminar
  13. Hola Amelia, como yo te has lanzado a "cambiar" de género. Parece que no se nos da mal eh... ;-) Tu relato me ha recordado totalmente a la película "La increíble historia de Benjamin Button" en que él nacía viejo e iba rejuveneciendo hasta que moría bebé en manos de la que fuera su mejor amiga y amante. Desgarrador tener que vivir así, sin envejecer y sometido a múltiples estudios... ¡Suerte en el concurso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Estoy experimentando , me cuesta mucho escribir relatos, pero todo se andará .Suerte a vos también, un abrazo enorme Beatriz

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ----fin addthis----