18/8/14

Te robo una frase 2º edición

Frase usada
Rodeó la esquina de la mesa y se plantó ante mí. Extendió la mano izquierda y me levantó la barbilla. —Raymond Chandler —La hermana pequeña.

Días de guerra, días de horror.


-¡BASTA !¡BASTA!
Grito sin poder contener la rabia , el dolor , la impotencia que me satura.Afuera solo se oyen lamentos, gritos y llantos , casas y edificios derruidos , aplastados contra el suelo, con socabones inmensos y bajo toda esa mole informe también se escuchan por breves periodos de tiempo, ayes, llantos, palabras inaudibles, y gritos desesperados de quienes se encuentran atrapados vivos en esas tumbas que no eligieron; pero solo duran un momento ,cuando hay suerte , cuando el pobre infeliz que quedó atrapado y algo evito que todo el cemento le aplastara como a un bicho.
Camino mirando al cielo , que ese silbido o esa luz que veo no sea otra carga ofensiva de esta cruel y estúpida guerra, recorremos con terror  las calles inseguras para comprar o pedir algo que podamos comer , algo para beber porque ya nada funciona.Miedo al entrar en cualquier casa o edificio porque no sé si esa será la tumba que otros han escogido para mi cuerpo, esquivamos la gente que deambula buscando lo mismo que nosotros entre el ruido de sirenas, de oraciones infinitas, de blasfemas , de gritos de ayuda y de ventas furtivas.
Escucho a mujeres y hombres llorar en silencio con gemidos quedos, algunos lo hacen sobre las ruinas de lo que fue su casa porque esperan que su familia no haya muerto, otros caminan sin rumbo nada les ha quedado después de los bombardeos.
El hedor de los  muertos es  insoportable. Nos recuerda que un día vivo es un milagro.
Silencio , es lo peor que se escucha a veces , silencio de muerte , de gente rota , de niños con traumas, con miedos que se les han clavado en el alma. Escucho pero solo quiero salir corriendo a un lugar seguro , que me proteja de tanto dolor y tanta furia humana tan destructora y sin piedad alguna.
Pero no existe ese lugar ¿Para que irme de mi casa? allí me he quedado con el hombre que hace tan solo un año es mi esposo, con el que hilaba sueños de una familia , de hijos , de una vida reposada y calma , mi vientre abultado me recuerda que no hace tanto solo pensaba en como decorar el cuarto a  mi niño, y mi gran problema era como afrontar los desvelos de los primeros tiempos de madre primeriza.
Sentados a la mesa estamos los dos, él me habla de tonterías con dulces palabras , intentando distraerme del mundo, de los disparos y del miedo a ser asaltados por los soldados o por los desesperados buscando calor o un mendrugo .Él ha preparado para mi un plato de comida dejando para el muy, muy poco , lo miro con ternura y con culpa porque sé que nos ama hasta ese punto. Tengo miedo de los días venideros, de cuando tenga a mi niño en este mundo donde lo malo se muestra inmenso y lo bueno aunque es mucho cuesta verlo.
Los días se hacen muy largos, la noches  interminables , la espera de lo incierto.
La guerra no tiene treguas, va arrasando con metralletas, bombas y cuanta arma de destrucción exista.
Escucho , una , dos, tres bombas lejanas, pero hay una que estalla muy cerca y en un acto reflejo me agacho y me escucho gritar:

-¡BASTA! ¡BASTA!  ¡BASTA!


Mis nervios están destruidos.Mi niño solo percibe dolor y miedo.

Entonces él, como muchas veces, con calma rodeó la esquina de la mesa y se plantó ante mí. Extendió la mano izquierda y me levantó la barbilla  y  dijo:
-Mírame , mírame, no están cerca. Descansa , duerme que yo velare tus sueños.
Entonces me abraza y me cuenta historias preciosas de otras épocas , leyendas que me distraen de los ruidos sordos ,de los lamentos, de las sirenas y trato de dormir a pesar del miedo , la incertidumbre y la guerra.
Me refugio en sus brazos , el único lugar donde me siento a salvo en toda la tierra. 




20 comentarios:

  1. Madre mía... Que mal rollo, que desazón, que mal cuerpo vas dejando con todo el relato. Me he ido viendo entre esas ruinas, escuchando los lamentos y oliendo la podredumbre de los cadáveres... Hasta que llega ese pequeño rayo de luz, de esperanza, al final...
    Me ha encantado, en definitiva.
    Muchas gracias por volver a compartir tu talento en el juego! :)
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, sabes que por tu juego estoy intentando , me alegro que te gustase.Saludos.

      Eliminar
  2. Precioso relato de la condición humana, con sus luces y sombras. Enhorabuena!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias , es una aliciente para mi que te guste.Saludos.

      Eliminar
  3. Tan desgarrador como lo que vemos por la tele desgraciadamente.
    Me gustó el final, con ese contraste que venimos percibiendo de la historia tan desesperante, nada es mejor que en esos momentos sentirse a salvo en los brazos de tu amor.
    Muy linda Amelia, me gustó mucho. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias K@ry , es lo que quería cuando lo escribí-Un abrazo.

      Eliminar
  4. Gracias Amelia por tu relato. Me ha hecho recordar que aquí las bombas también están lejos, pero eso no las convierte en menores. La guerra, un problema tan "de todos" y que algunos no queremos ver, porque está lejos...
    Y la historia, preciosa. El amor, tan tranquilizador... La esperanza de la vida que llega.... En fin, gracias y "nos leemos" por aquí.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando vivimos en un estado de tranquilidad, donde no peligra la vida, ya sea por guerra, hambre o enfermedades, solemos olvidar ese tipo de sufrimiento.Un beso.

      Eliminar
  5. No hay ni habrá una sola guerra que merezca la pena ganar... salvo la de la vida misma, y esa, solo la podemos ganar nosotros mismos. Buen relato Amelia. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero los siglos pasan y nadie aprende de los errores.Gracias Frank .Saludos.

      Eliminar
  6. Un tema de gran actualidad por desgracia. De todas formas, peor es todavía que siempre es un tema y ha sido y será un tema de actualidad. Gracias por hacernos tomar conciencia de lo mal que van las cosas mientras nosotros les damos a nuestros perros mendrugos de pan duro solo para que se les limpien los dientes. Me gustó mucho la esperanza del final del relato y yo habría asegurado que había hecho un comentario aquí, pero ya veo que no.

    Saludos Amelia. Me alegro de tenerte entre nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras Isabel Oliva , Saludos para vos.

      Eliminar
  7. Me has llevado de la desolación a la esperanza. Perfectamente describes el retrato de una guerra pero también el del amor y el de un nuevo comienzo.
    Felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, y me ha encantado conocer tus escritos.Un saludo y te seguiré leyendo.

      Eliminar
  8. Uf, qué vívido Amelia! Me ha entrado angustia y penita... Transmites muy bien las emociones de lo que debe pasar esa gente... Muy bueno!
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ángela, lo mismo digo , tu relato es desolador y sin final feliz.Me gustó como siempre .Un saludo .

      Eliminar
  9. He decidido que como tengo tan poco tiempo y sobre todo, para que nuestros seguidores no se saturen de la ríada de relatos en lunes, los iré publicitando de día en día diferente de la semana. Si no, no los leen, con independencia de que yo pueda leerlos antes.
    Me ha gustado tu relato Amelia y, como te dicen, más arriba, haces sentir las emociones ajenas como propias, lo cual es una cualidad-deber en un escritor que se precie.
    Ya hablaremos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabia decisión, yo creo lo mismo, sobre todo porque hay mucho para leer además de los relatos del juego.Y muchas gracias por tus palabras.Saludos.

      Eliminar
  10. Una descripción desoladora y tan real de la guerra, que deja un regusto amargo al terminar de leerlo y el deseo de ese abrazo. Remueves sentimientos con tus palabras, que es de lo que se trata. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Isabel.Encantada de jugar con escritores como tú.Saludos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ----fin addthis----